Este sitio web está en versión Beta y puede que tenga algunos errores que estamos corrigiendo.

El Blog de Selvas Amazónicas

La Historia de las Misiones nos permite conocer las lenguas de los pueblos originarios, ¿quieres conocer más…

…sobre la lengua matsigenka?

Escuela Niños Estudiando Koribeni Machiguengas

Una de las cosas que más llama la atención al compartir con los pueblos originarios, son sus lenguas… vamos a conocer más sobre las características de la lengua matsingenka.

La lengua matsingenka pertenece a la familia lingüística arahuaca maipuran. Matsingenka significa seres humanos o gentes. Actualmente los también denominados machiguengas viven en poblados dispersos en las estribaciones de los Andes con una población estimada entre siete y diez mil habitantes, ocupando una extensión de doscientos kilómetros en la confluencia del río Urubamba, en la provincia de La Convención en el departamento de Cusco, así como en las laderas del río Manú en el departamento de Madre de Dios (Davis 2002).

Según los estudios de (Ferrero 1966) es una lengua onomatopéyica, sobre todo en el contexto del lenguaje familiar. Tienen una cualidad especial en reproducir sonidos de la naturaleza como el ruido de las aguas, del viento, de la tormenta, de las hojas al caer, del andar de los animales en el bosque, etc. Ejemplo para la caída de la hoja se valen del verbo kuirishtanaka. Incluso algunos nombres de aves son sonidos onomatopéyicos.

A continuación ofrecemos como botón de muestra algunos ejemplos estudiados por el citado P. Pío Aza y recogidos en la citada obra del Andrés Ferrero, O.P:

tonosétero: machacar, sómite: mamar, oyashi: manantial, patóseri: abofetear, sakáteri: abrasar, ishititi: apestar, pitánkieri: apedrear, okaimaigui: cacarear,  apariatia: caída de agua, kientori: cigarra…

En cuanto a la denominación de animales, tampoco existen los términos genéricos, cada ser tiene un nombre propio, también para las acciones diarias existen diversas palabras. No es lo mismo comer en general que comer una cosa determinada. Si nos referimos a lo primero sería sekatemba, en cambio, si nos referimos a algo específico yemparo.

Otra de las características de la lengua es que es carente de abstracciones y figuras:  para trasladar la palabra fruto del Ave María hubo de acudir al término directo de Hijo y decir: Otomi pimutía Jesús = El Hijo de tu vientre, Jesús.

Para concluir diremos que es también una lengua polisintética. Según investigaciones recientes es otra de las características de las lenguas indoamericanas. Las palabras están formadas por prefijos, sufijos e interfijos. Esta aglutinación se observa sobre todo en los verbos. Así es un ejemplo estudiado por el P. Pío y recopilado por Ferrero: Pi – nebi – benta – bakaga – iga ki – emp – ara = debéis orar unos por otros. Analicemos pi = tu, pero como luego viene la partícula pluralizante, vosotros ; nebi = raíz del verbo nebite = pide; benta = en favor de uno, por; bakaga = unos por otros, recíprocamente; iga = indicador de plural¸ ki = indicador del tiempo del verbo; emp = te, que por ser en plural, os; ara = terminación del verbo (Ferrero 1967: 57).

“Los Matsigenka y el legado pastoral, antropológico, etnológico y cultural de los Dominicos en el sur-oriente peruano”. Isabel Serra Pfennig. Universidad Autónoma de Madrid (España)

 

La foto corresponde a la escuela en la Misión de Koribeni, 2015