Este sitio web está en versión Beta y puede que tenga algunos errores que estamos corrigiendo.

El Blog de Selvas Amazónicas

6. La Historia de las Misiones es interesante, porque ¿sabías algo de...



...la segunda expedición misionera?


…la segunda expedición misionera?


Realiza el padre Zubieta la segunda expedición en junio de 1902, con el padre Cuesta, iniciando la exploración de la cuenca del Madre de Dios. Entraron hasta Paucartambo donde se detuvieron para hacer una preparación más inmediata: cabalgaduras, víveres y guías. Después de algunos días se inició la marcha de la pequeña caravana hasta el borde de la cordillera; llegando a una altura llamada Tres Cruces, "este lugar situado a siete leguas de Paucartambo es un monte de cuya cima se divisa una llanura interminable cubierta de árboles gigantescos y de arbustos de toda especie, por entre los que cruza majestuoso el gran río Madre de Dios cual si fuera una inmensa serpiente de plata, que se duerme sobre un lecho de esmeralda; también se semejan cintas plateadas sus afluentes Ccosñípata, San Juan, Picopata y Marcapata.

Cuando la atmósfera se halla despejada y más cuando está llena de nubes, se asemeja esa llanura a un vasto océano”. El padre Zubieta se quedó absorto contemplando el campo de evangelización que el Señor le había asignado. Al amanecer levantó un altar y celebró la Misa de cara el impresionante panorama que intuía lleno de dificultades y alegrías, y, sintiendo su responsabilidad, invocó la bendición del Señor.

De nuevo comenzó el peregrinaje: la bajada a la selva fue difícil y peligrosa, por caminos de cabalgadura, cortados sobre el abismo, estrechos y casi intransitables. En Asunción se encontraron con la primera tribu de Huachipaires asentados cerca de allí, que tenían fama de sanguinarios; recientemente habían sufrido una visita y "conservaban todavía instintos de venganza por los sangrientos sucesos, no ha mucho acontecidos”.

Allí se decidió establecer la segunda misión llamada Asunción de Ccosñipata, "un lugar de paso para las tribus Tuyunires y Huachipaires… Así se podrá captar la simpatía de los jefes de las diversas tribus… para después penetrar en el interior de esas regiones donde se podrá establecer la casa misión en un lugar más aparente y apropiado”. Todos regresaron al Cusco, encomendando al establecimiento de esta segunda misión al padre Cuesta.

 

Expedición a Ccosñispata