Este sitio web está en versión Beta y puede que tenga algunos errores que estamos corrigiendo.

El Blog de Selvas Amazónicas

Misa de Envío y ultimo encuentro del 2017/18

El finde de semana del 2 y 3 de junio celebramos el último Encuentro Misionero de este curso 2017/18.  En menos de un mes empezarán a partir a los distintos lugares de misión las primeras voluntarias del total de 15 que han sido enviados este año.

Olaya y Verónica nos cuentan como se ha vivido este último encuento, la celebración del envío y todo lo compartido; incluidos los nervios por la partida que ya está tan cerca.

El pasado sábado día 2 de junio fue un día memorable para todos los que saldremos a la misión este año con la Asociación Selvas Amazónicas.

Tuvo lugar en la Basílica Nuestra Señora de Atocha la Celebración de Envío a la Misión, donde fray Francisco L. de Faragó, OP (Paco) nos impuso las cruces como símbolo de envío y acompañamiento de toda la comunidad a nuestros distintos países de destino.

La emoción se podía palpar entre los voluntarios, quienes con mucha ilusión preparábamos, horas antes, distintas partes de la celebración como las ofrendas o las peticiones, sin olvidar monición de entrada leída por Alexia.

Pero es que... ¿cómo no íbamos a estar emocionados? Nuestros compañeros de los encuentros misionerso, los amazionados que años antes ya habían vivido experiencias de misión, hermanas misioneras (cuyos testimonios marcaron en muchos la decisión a salir) y miembros de la parroquia, nos arropaban junto con nuestras familias que, desde distintos puntos del país como Oviedo, Zaragoza o Valencia se desplazaron para no perderse un día tan especial.

El fin de semana tuvo un sabor agridulce. Queríamos que llegase la fecha para poder volver a vernos, compartir y seguir formándonos en torno a la misión siempre desde el carisma dominicano. Sin embargo éramos conscientes de que con la llegada de este encuentro llegaba también el momento de despedirse; de intentar estirar y exprimir aún más las horas, de dar los abrazos un poco más fuertes y decir los "hasta pronto" un poco más bajitos.

El momento de la despedida finalmente llegó, pero no sin antes haber trabajado cómo sería la vuelta del viaje para poder prepararnos de antemano a nivel personal y emocional, habiendo escuchado el testimonio de Anselmo y poniendo en revisión las motivaciones que aquellas (en nuestro caso) amazionadas primerizas escribían un 28 de octubre de 2017 en una carta a sí mismas.

A escasos 10 días de coger el avión, sabemos, más que nunca, que contamos con el apoyo incondicional de nuestros seres queridos y comunidad de jóvenes (Esnalar). Que tendremos a nuestro lado una Luz que nos guiará y alumbrará como hace siempre en momentos oscuros. Y que también contamos con una gran familia, unida en la misión, que nos acompañará desde la distancia.

Olaya y Verónica